Maravillosa Criatura

La primera carta

Maravillosa Criatura

Cap.16 Primera Carta

Hermione se había acostumbrado a buscar la mirada de Snape cuando entraba al Gran Comedor, en los cuatro días que llevaba en Hogwarts se había vuelto casi una tradición, siempre cruzaban miradas en cuanto entraban en el salón.

Y aunque el profesor no sonreía, porque Severus Snape no sonreía, se podía ver en su mirada algo diferente, algo de paz… Tranquilidad.

A Hermione le gustaba pensar en su profesor viviendo una vida tranquila, teniendo una casita apartada con un gran jardín, un laboratorio, un trabajo como consultor para farmacéuticas o para el Ministerio… sí, Snape se merecía una vida tranquila.

Los cuatro días habían sido iguales con el profesor, tener clase con él había sido divertido. Resulta que era realmente gracioso cuando su sarcasmo no iba dirigido hacia ti.

Hermione lo estaba pasando bien en Hogwarts, volvía a sentirlo como su hogar.

Pero resultó que el quinto día iba a ser diferente, Snape no la había mirado ni lo más mínimo, Hermione no pudo evitar preocuparse, no es que no hubiera visto lo mismo en sus ojos, es que ni siquiera había levantado la cabeza durante todo el desayuno, ni siquiera para observar a los otros estudiantes… Tampoco lo hizo durante la comida.

Parecía andar con la mandíbula apretada, con rabia contenida, como si estuviera volviendo… volviendo a lo que nunca debería haber sido

Hermione estaba tranquilamente paseando por los pasillos aquella tarde, intentando no pensar en su maestro de pociones, en su lugar, estaba intentando centrar toda su atención en sus amigos, tenía que reconectar con ellos, descubrir todo lo que había pasado en su ausencia.

Se podía decir que la tarde iba bien, tranquila, clases tranquilas, amigos tranquilos, una vida tranquila.

Hasta que Snape la interceptó enfrente de la entrada a la torre de astronomía, estaba muy serio, sorprendentemente serio y era Snape… Eso solo podía significar problemas.

"Venga a verme esta tarde, a las seis, ni un minuto más tarde" había dicho sin mirarla, luego giró sobre si mismo y desapareció con su capa flotando a su alrededor, su cuerpo tan rígido y oscuro como siempre, como Hermione y los demás alumnos se habían acostumbrado a verlo.

La interacción se había producido delante de Ron y Neville, que iban a subir con ella a clase, Harry se había retrasado y aún no estaba allí, por suerte, sus opiniones sobre el profesor de pociones ya estaban lo suficientemente sesgadas antes de verle así.

Neville la mirada con cara de auténtico horror, el profesor era su boggart y eso es algo que no se supera fácilmente. Ron, por el contrario, tenía cara de preocupación, como si le hubiera perdido que fuera a retirar manualmente las escamas a un dragón.

"¿Qué le has hecho al murciélago?" le había preguntado Ron, Hermione solo podía encoger los hombros, no sabía que había pasado, pero estaba claro que Voldemort tenía algo que ver con esto, el profesor ya no se portaba así con ella, nunca, siempre era respetuosos con un toque amable.

"Hermione, debes tener cuidado con Snape ¿quieres que vaya contigo?!" Preguntó Ron como si la pregunta le estuviera quemando en los labios

"Pro-fe-sor Snape" corrigió Hermione como siempre hacía, aunque hoy le apetecía menos "no, Ronald, no necesito protección ¿por qué iba a necesitarla si voy a estar con uno de nuestros maestros?" terminó Hermione, sabiendo que su comentario era algo coaccioso.

"Es Snape" protestó el pelirrojo "sabemos desde primero que está relacionado con la magia negra y con Quien-tu-ya-sabes" lo que más le molestaba a Ron no era que Hermione fuera sola, ella sabía defenderse como nadie, el problema era que no viera el peligro o que no quisiera reconocerlo.

"No te dejes llevar por los rumores… Profesor Snape es un buen hombre" Hermione estaba intentando ser tajante, pero enserio, hoy no era su mejor día.

"¿Tú como sabes eso? Eres demasiado confiada, por eso no quería que estuvieras sola en el Ministerio"

Hermione suspiró, esto era demasiado, si fuera por la familia Weasley en general, Hermione viviría en una burbuja y jamás estaría en contacto con nadie que pudiera dañarla en el mundo mágico y muggle también. Si fuera por ellos se tomaría una poción para no soñar todas las noches con tal de que no le dieran pesadillas. Lo agradecía, pero era cansino, sobre todo después de lo que había pasado.

"Te aseguro que puedo cuidar de mí misma"

Hermione estaba en frente de la puerta de Snape con una mala sensación, notaba la magia emanar del despacho y eso era muestra de emociones descontroladas, jamás pensó que sentiría eso de su profesor.

La puerta se abrió a la hora sin que llamara, él sabía que no iba a llegar tarde y que probablemente estuviera al otro lado de la puerta cogiendo valor para llamar.

Entró y vio que Snape estaba de pie, apoyado contra la mesa, en una posición de derrota, estaba con la cabeza gacha, el cabello negro como una cortina que le cubría el rostro, los brazos a cada lado, cayendo sin fuerza.

Era la imagen de la tristeza, enmarcado por esos tarros llenos de extraños elementos que solo servían para asustar a los de primer año.

"Dime si necesitas tomar una poción contraceptiva" le dijo demasiado rápido, era algo que le estaba torturando.

"¿profesor?" Hermione se había quedado a cuadros

Hermione silenció la puerta detrás de ella, esperando que nadie en el otro lado hubiera escuchado lo que se acababa de decir.

Su profesor la estaba mirando intensamente, cuando extendió su mano, pasándole una nota, Hermione la tomó y leyó.

…Esto no tenía sentido… Era una carta normal. La mandaba Voldemort, eso estaba claro, bajo un nombre inventado, pero no entendía la reacción de su profesor.

La carta decía que esperaba que hubiera empezado bien las clases, que la hubieran recibido bien sus amigos y que quería quedar con ella el fin de semana siguiente en Hogsmeade. Algo muy sencillo y realmente light para tratarse del Señor Oscuro.

"No entiendo profesor" Hermione le volvió a extender la nota hacia él ¿por qué estaba tan enfadado? Esta era la carta más inocente del mundo.

Snape movió su varita sobre la nota y las letras se cambiaron y reajustaron solas, como en un baile, las p se volvieron d y viceversa, las o en a, b y d, mayúsculas en minúsculas, era algo digno de ver.

Luego las letras se asentaron, formando un mensaje que se podía leer claro de nuevo.

Pequeña leona,

me pregunto si puedes dormir cuando no me tienes a tu lado.

Aún oigo tus gritos de placer retumbar por las paredes de esta horrenda mansión.

Pronto

Hermione palideció, no se podía creer que hubiera escrito eso.

Ese sin vergüenza sabía que Severus la iba a leer, se la había mandado a él, si él no hubiera hecho ese conjuro ella jamás hubiera descubierto su significado real ¿era esto un extraño juego para marcar su territorio? Estaba segura de que era así.

"No me lo puedo creer, no puedo creer que te haya mandado algo así" decía Hermione en voz baja, queriendo justificarse delante del hombre, pero tampoco quería acercarse demasiado a él, estaba claro que esta enfadado.

Severus no dijo nada, solo la observaba con ese tumulto de sentimientos que emanaba de él

"No profesor, no necesito una poción contraceptiva, él me hizo tomar una de larga duración el día después de llegar allí" Hermione soltó la respuesta intentando ver la situación lo más clínicamente posible.

Snape estuvo unos segundos sin contestar

"Nunca debería haber hecho caso a Dumbledore, te debería haber llevado conmigo, deberíamos haber desaparecido… Ni siquiera el Señor Oscuro nos podría haber encontrado" Snape seguía con esa posición de completa derrota "En el fondo sabía, lo que él te había forzado a hacer, pero no quería reconocerlo"

Snape se incorporó y recorrió la distancia que le separaba de Hermione, alzó los brazos y la envolvió en un abrazo, atrayéndola contra su cuerpo como si quisiera que se fusionaran en uno, como si cada centímetro de sus cuerpos tuvieran que estar tocándose.

Hermione no se lo esperaba, pero se dejó llevar por las emociones de su profesor, devolviéndole el abrazo, colocando su rostro contra su pecho, pelvis contra pelvis, ella necesitaba esto tanto como él.

Cuando las emociones comenzaron a calmarse, Hermione se separó gentilmente de él y le miró a los ojos, sabiendo que lo que iba a decir ahora era una de las cosas más duras que iba a tener que hacer.

"No me forzó" Hermione dijo al fin sosteniendo la mirada con su profesor "tampoco he cambiado de bando" aclaró al final, temiendo que fuer por ahí por donde iban los pensamientos del maestro de pociones.

La mente de Snape iban a mil por hora, él sabía mejor que nadie lo persuasivo que podía ser el Señor Oscuro, las situaciones tan difíciles que se creaban en esa mansión… pero no podía evitar sentirse… traicionado.

"Cuéntame" dijo al final porque era lo único que podía decir.

"Fue la noche que me diste el filtro de la paz, yo… me quedé inconsciente antes de llegar a la cama, no se si quizá hice algo que le llevó a sospechar… esa noche soñé contigo" Hermione le miró buscando una reacción que no le iba a dar "Estabas siendo torturado y cada vez que yo me acercaba a ti, cada uno de mis pasos, era un crucio, yo te estaba viendo sufrir y lo estaba causando yo"

Las lágrimas comenzaron a caer silenciosas por el rostro de Hermione.

"Ese mismo día me llevó a la sala del trono y es cuando tu trajiste la poción de la lujuria, me hizo andar hasta ti y en mi cabeza seguía oyendo tus gritos, así que sabía que era suya, no había sitio a donde ir, si me acercaba a alguien más les haría sufrir… por eso tomé la poción de lujuria"

"Te vi corriendo" interrumpió por fin Snape "para disminuir los efectos"

"Sí lo hice, pero seguía doliendo y ya no entendía por qué estaba pasando por eso, si estaba claro que le pertenecía a Vol… al Señor Oscuro"

Menos mal que la chica se había corregido, sino Voldemort sabría que estamos juntos … Con todo lo que estaban hablando eso podría resultar complicado…

Era un caso muy difícil, Hermione se había tomado una poción de la lujuria sin diluir, tras una noche de tortura psicológica, en la que él había sido el protagonista ¿por qué él? Será porque Voldemort había descubierto su fijación por ella, por lo que pasó en la enfermería… Quizá porque Hermione le seguía viendo como una figura a la que podía recurrir, alguien en quien poder apoyarse.

El caso es que había funcionado, en cuanto le había sacado de la ecuación, había tenido a Hermione entera para él y lo peor es que había conseguido que pensara que había sido por propia voluntad, algo que Snape dudaba completamente.

"Esta bien Hermione, lo entiendo, no llores por favor… No sabía que el Señor Oscuro me había usado para torturarte, eso es algo que me atormenta, pero sabes que no es cierto, que aquí puedes estar a mi lado, siempre que no digamos el taboo"

La chica volvía a estar en sus brazos, era una sensación sobrecogedora, tan correcta, estar a su lado era como la recompensa después de años de sacrificio.

"Hizo algo más aquel día, fue un hechizo antiguo en una lengua extraña, me dijo que era para compartir el poder, fue durante mi primera…" Hermione no quería continuar.

Sería posible lo que la chica le estaba diciendo, Voldemort había compartido su poder, esto era algo muy interesante y ventajoso para la luz, tenían una muestra de la magia de Voldemort en Hermione.

"Noté como su magia me recorría" Hermione estaba confirmando toda la teoría

"Eso puede ser muy interesante, la magia de un mago es como una huella dactilar, teniendo su magia en ti, podremos reconocerle. Además, explicaría por qué no podemos usar legeremancia en ti, la magia del Señor Oscuro te protege" el teórico en el profesor Snape se estaba olvidando de lo incomodo que debía ser esto para ella. "Gracias por contármelo Hermione, esto puede ser de gran ayuda"

Hermione estaba extrañamente contenta por las palabras de su profesor, este era el hombre que tanto había querido complacer, el hombre que siempre le había hecho sacar lo mejor de ella misma.

"Tienes que pensar lo que quieres hacer Hermione, según la nota original, quiere verte este fin de semana, tienes que ver si quieres responderle o no, no volveré a permitir que Dumbeldore te obligue… Tu decides"

Lo decía muy enserio, se estaba empezando a cansar del sinvergüenza de Dumbledore jugando con la vida de los inocentes, igual que lo había hecho con él.

"He de ir profesor" contestó Hermione, definitiva y decididamente.

"Yo me encargo de Dumbledore, tu escríbele una carta tal y como él te indicó" Snape no sabía si estaba satisfecho con la respuesta de Hermione o no, pero lo que si podía percibir era que el fin de la guerra estaba cada vez más cerca.

"Gracias Severus" Hermione estaba saliendo por la puerta, sin ser despedida y sin despedirse.

…En la sala común de Griffindor…

"¡¿Qué quieres decir con tu novio?!" preguntaba Ron a todo pulmón haciendo que todas las miradas se centraran en ellos

"Shuuu Ron, no sé si se puede decir que sea mi novio, nos conocimos en el Ministerios y hemos salido unas pocas veces" Hermione estaba intentando ser lo más tranquila posible con respecto a este tema, intentaba que todo sonara lo más natural posible, aunque no entendía muy bien por qué todos miraban con cara de pena a Ron.

"Estás intentando decirme que todo el tiempo que yo he estado luchando para que volvieras, tu estabas por ahí con un cualquiera" Ron hablaba con todo de herido, y Hermione vio a un hombre derrotado por segunda vez ese día.

"No es un cualquiera, fue un compañero del departamento" se justificaba Hermione

"es decir, un mortífago" continuó Ron

"Si fuera un mortífago no estaría con una nacida de muggles" ahora era Hermione la que estaba ofendida.

"Salvo que lo que quiera es aprovecharse de ti… ¿o acaso ya lo ha hecho? Dime Hermione, mientras yo estaba aquí preocupándome por ti… ¿tu estabas acostándote con otro tio? Traicionándonos a todos" Ron estaba de pie, mirándola desde arriba con unos ojos tan heridos y amenazantes que Hermione apenas le reconocía.

"No entiendo como eso es de tu incumbencia, ni tuya ni de nadie más" Hermione estaba serena, aunque no podía evitar ponerse roja al estar hablando de su vida privada en público, Ron interpretó esto como una confirmación.

"No me lo puedo creer, no de ti Hermione, no eres tu desde que has vuelto" Ron salió disparado de la sala común, dirigiéndose al dormitorio de los chicos.

Harry se levantó para ir detrás de él

"Estas perdiendo tu oportunidad, Hermione" le dijo antes de subirse.

¿sería verdad? Hace tiempo que quería que Ron supiera de su existencia, pero ahora ya no le importaba tanto, siempre serían amigos, es lo que mantenía a Hermione en el buen camino, si no lo había estropeado todo, pero ya no le veía del mismo modo, no quería nada romántico, su mente estaba completamente ocupada por cierto hombre-serpiente y por… cierto profesor de pociones.

De nuevo poniéndose roja, Hermione subió a su propio dormitorio para escribir la carta que Voldemort estaría esperando.

N.A: Un capitulo más. Aquí se están sentando las bases para el nuevo plan de la Batalla Final - Además de hacer que Snape se entere de lo que ha pasado entre el Señor Oscuro y Hermione.

En el siguiente cap. Hermione y un Voldemort con aspecto humano tiene un encuentro ño guiño

Aunque tengo que deciros, ya ha titulo personal, que me voy a mudar, me hace mucho ilusión y mucha pereza... Me voy el lunes a mi nueva ciudad a buscar piso. Esto quiere decir, que va a ser un poco más dificil tener internet, en cuanto lo tenga subiré todas las historias un poco del tirón, espero no tardar mucho porque yo sigo escribiendo.

Las reviews son la única forma que tenemos los autores de saber como va nuestras historias, así que no dudéis en comentar.

Tengo dudas si vosotras consideráis la relación Voldy/Herms que he escrito Consensual o no... Yo si, pero he de decir que presión si que ha tenido.

..

PrincessPanchali: En el proximo cap vamos a tener buena escena sexy con Voldy, espero no hacerte esperar mucho más

Alrak990: sii Snape seguirá siendo muy dulce... En mi cabeza es todo un bobo-romanticón.

...

Gracias por leerme, nos veremos dentro de poco

Un besito

BookyBuku