Maravillosa Criatura

Epílogo

Maravillosa Criatura

Cap. 27 Epílogo

Voldemort perdió el equilibrio y calló en sus rodillas, poniéndose casi a la altura de Hermione. "mi leona" dijo con los labios y Hermione vió en sus ojos el momento en el que perdía la consciencia, sus ojos carmesí volviéndose completamente negros…

Pero no pudo responder porque ella también estaba empezando a perder la consciencia y el bosque oscuro estaba comenzando a desaparecer en su visión…. Y todo era negro.

"¿querida?"

"¿cariño?"

La llamaba una voz, "despierta, mi amor" y Hermione por fin abrió los ojos, era una mañana de domingo, de esas que pasaban tranquilos. Ella dormía hasta tarde y su marido iba a buscar algo de desayuno, luego la despertaba con palabras dulces y hacían el amor, para después desayunar en la cama.

Muchos podrían pensar que es monótono, pero Hermione adoraba estos momentos, son los que le dan sentido a la vida.

Comenzó a estirarse en la cama, como un gato al que le han despertado de su siesta y ronroneó cuando sintió las manos de su marido recorrer su cuerpo, siempre comenzaba con caricias inocentes que le aceleraban el corazón y comenzaban a calentar su cuerpo, sus manos expertas subían por sus piernas para acariciar su vientre, luego iban subiendo poco a poco hacia sus pechos.

El cuerpo de Hermione estaba sensible y no tardó en gemir ante la atención de su esposo, entonces él se tumbó sobre ella con extremo cuidado y la besó apasionadamente, uno de esos besos que hacen que tu mundo se ponga patas arriba, no sabía cómo conseguía seguir provocándole esa sensación tras años juntos, compartiendo vida y cama, pero en aquel momento solo le importaba la presencia de su hombre y el ardor entre sus piernas.

Cuando el beso siguió calentándose, sintió como una de sus manos hacia otra vez el mismo camino a la inversa, bajando hasta su centro, colándose por debajo del pantaloncito del pijama y llegando hasta su centro, probándolo sin compasión, sabiendo que estaba completamente preparada para él, así Hermione se encontró desnuda, debajo de un hombre igualmente desnudo.

Hermione pudo notar como su miembro se empapaba entre sus labios inferiores y como se iba abriendo paso dentro de ella, poco a poco, saboreando esa unión tan natural… tan animal.

Se cogió con fuerza, pasando los brazos alrededor de su cuerpo, dejando que él escogiera el ritmo, le encantaba cuando era dulce y sensible, pero ambos sabían que en cuanto ambos se estaban acercando al climax, le gustaba hacerlo más duro, embistiendo con fuerza, forzándola a llegar a su límite, a darle todo lo que tenía, a perderse completamente en él, en su cuerpo y gritar su nombre.

"¡Severus!"

Años antes…

Hermione despertó de la batalla de Hogwarts dos días después, completamente perdida, sabiendo perfectamente que había perdido una parte de ella misma, Voldemort jamás volvió a despertar, como ella misma había imaginado, como habían planeado, la única forma de acabar con él era sacando su alma de un cuerpo que no era suyo, obligándole así a dejar este mundo y a regresar a donde van todas las almas cuyo cuerpo a fallecido.

Hermione lloró la perdida de Tom Riddle, lloró el haber perdido la parte de ella que se fue con él, lloró por no ser la misma.

Severus fue el único que la comprendió, que tuvo la paciencia de seguir adelante con ella, de recomponer todos los trozos que Hermione creía que jamás volvería a recomponer… y poco a poco Hermione acabó enamorándose perdidamente de él, Severus tenía miedo de que solo quisiera estar con él como una forma de olvidar, de recuperarse. Pero pronto se dieron cuenta de que estaban hechos el uno para el otro, incluso si la guerra no les hubiera acercado, sus corazones hubieran encontrado la forma de estar juntos.

Decidieron no contarle a nadie la verdad de lo que había ocurrido en la Mansión Malfoy, el tiempo que ella estuvo allí. No recogieron la Orden de Merlín de primera clase que recibieron por su labor durante la guerra, por haber diseñado el plan que les había salvado a todos. Kingsley aún tenía las medallas en su despacho esperando que algún día se decidieran a recogerlas.

Tampoco aceptaron los trabajos que se les ofrecieron tras la fuerte presencia que tuvieron en los medios, tras el incidente de la Orden de Merlín, Severus decidió seguir dando clase, esta vez con algo de mejor humor y Hermione decidió ir subiendo en el Ministerio por merito propio, en el departamento de Criaturas Mágicas, viajaba mucho por trabajo y disfrutó de ver el mundo mágico casi en su totalidad y de conocer criaturas que formaban parte de los cuentos de hadas.

El tiempo que no estaba viajando, lo pasaba con Severus…. Este tardó tres años en pedirle que se casara con él… el mundo mágico estaba divididos ante la noticia de que la pareja se iba a dar el "sí quiero", unos pensaban que Severus ya estaba tardando mucho en lanzarse y otros pensaban que Hermione era demasiado joven para casarse.

A ellos no les importó ninguna de las dos opiniones.

Hermione no se sorprendió cuando apenas dos años después de la boda se quedó embarazada y Severus tampoco se sorprendió, ya que era lo que más querían en el mundo.

Dumbledore decidió tomar eso como una señal de que los tiempos estaban cambiando y se retiró, dejando a McGonagall como directora y a Severus como subdirector. Hermione también aceptó un puesto más cómodo en el Ministerio, como jefa del departamento que, aunque le daba más quebraderos de cabeza, le permitiría estar más tiempo con su familia y comenzar a disfrutar de los domingos en la cama con su marido… por lo menos hasta que nazca la pequeña Snape, que por las patadas que daba se notaba que venía pisando fuerte.

Todo estaba bien en el mundo de los vivos

En el eterno devenir del tiempo….

Voldemort había muerto y su peor pesadilla se había hecho realidad, él había estado convencido de que nunca iba a fallecer, de que jamás dejaría el otro mundo y sin embargo, allí estaba, en el enorme pasillo blanco, en la nada absoluta.

Nunca pensó que sería bien recibido en el otro lado, tras años y años de huir de él, de hacer lo más antinatural por mantenerse lejos de allí.

Pero se había sacrificado por amor y todos los que se sacrifican son perdonados o alguna estupidez de esas… él no se había sacrificado por amor ¿no? el se había sacrificado por Hermione, si una cosa y la otra eran lo mismo…. No podía admitirlo, aunque el…. Otro lado, había decidido que sí lo eran.

"Tom" dijo una voz que sonaba demasiado familiar.

Voldemort se giró para ver a Hermione ante él, radiante, como un ángel, vestida de blanco al igual que él.

"¡No!" fue lo primero que escapó de sus labios "tú debías vivir, tú tenías que vivir"

Hermione le dirigió una sonrisa triste "yo sigo con vida, solo hay una pequeña parte de mí que se ha venido contigo, una que estaba tan marcada por ti y por tu magia que no podía seguir allí sin ti"

Voldemort la miró con cierta incredulidad "me estás diciendo que… puedo estar el resto de mi vida en el más allá… ¿contigo? He sido demasiado cruel para merecer esto por toda la eternidad"

"a la muerte le ha costado encontrarte, pero no ha dejado de jugar ese extraño juego contigo, hasta que te ha conseguido…. Yo estoy contigo y soy a la vez tu recompensa y tu castigo"

"¿un castigo?"

"sí Tom" Hermione dirigió una de sus manos hacia su mejilla "serás feliz conmigo, pero a veces recordarás que no soy toda tuya, que hay otra parte de mi que vive con otro, que ama a otro, una parte que nunca será tuya"

Voldemort miró a Hermione a los ojos, sintiendo esa sensación agridulce, pero… estaría con su Hermione por toda la eternidad, sí… a veces no podría dejar de pensar en las manos de Severus recorriendo su cuerpo, teniendo con ella hijos que nunca serían suyos, pero en el gran esquema de las cosas, salía ganando, una parte de Hermione era mejor que estar solo….

Tom nunca más estaría solo.

FIN.

N.A: Gracias por acompañarme en este viaje, esta historia ha sido muy enriquecedora para mi.

No me puedo creer que ya haya pasado un año.

Espero que os haya gustado (o al menos que no estéis muy enfadadas conmigo jeje)

Tenéis mis recomendaciones de fanfics de distintas parejas en bookybuku . com

un besazo

BookyBuku