Maravillosa Criatura

7 En la misma cama

7. En la misma cama

Hermione pasó sus horas leyendo y avanzando en su nuevo proyecto, cuando empezó a notar que se le cerraban los ojos, decidió volver a la habitación, con suerte podría dar el día por terminado, tumbarse en su cama y quedarse dormida, quizá tendría alguna pesadilla con todas las maldiciones que estaba viendo, pero con lo cansada que estaba podría entrar en el quinto sueño sin mucho esfuerzo.

Cuando pasó al salón, la habitación del Señor Oscuro estaba abierta, los elfos ya se habían ido, Hermione vio que la habitación estaba vacía y decidió entrar, estaba todo más o menos igual, lo único que faltaba era la mesa de oficina que ocupaba un lado de la habitación, la que Hermione usaba, en su lugar había dos sofás individuales.

Estaba agotada, agradecida de que Voldemort no estuviera al rededor, se metió en su habitación, pero en lugar de encontrar su cama, entro de frente en un despacho, las paredes llenas de documentos, carpetas, la mesa en el centro de la habitación, acompañada con un sillón de cuero y sentado en él, el Señor Oscuro, mirándola a los ojos.

"¿acostumbras a entrar sin llamar, gatita?" dijo él con una media sonrisa "pensé que te había dicho que no entraras hasta que yo te lo dijera" se reclinó en su sillón

"yo estoy cansada… solo quería dormir" dijo ella confundida, sin saber muy bien que implicaba todos los cambios que habían ocurrido a su alrededor.

Voldemort la miró, con su media sonrisa, para luego dirigir sus ojos a un reloj que adornaba la pared, el primero que había visto Hermione en mucho tiempo, eran las diez de la noche, lo suficientemente tarde.

"Tienes razón, es hora de ir a dormir" se levantó y pasó por al lado de ella, con esa maldita sonrisa en su cara, no parecía enfadado porque le hubiera desobedecido, con un movimiento de su mano, la ropa que llevaba puesta fue sustituida, como si nada, por los pantalones y la camisa negros que usaba a modo de pijama, aunque no se diferenciaban demasiado de lo que solía llevar en el día a día, telas vaporosas y muy oscuras.

Voldemort se metió en la cama y cruzó los brazos sobre su cabeza, acentuando así la blancura de su cuerpo, sus ojos brillaban y su sonrisa, que iba de oreja a oreja, tenía un punto depredatorio, la miraba como esperando que ella hiciera algo, pero Hermione no se movió, comprendía lo que intentaba decir, lo que intentaba hacer, pero no pudo moverse, seguía allí en el umbral de la puerta, sabiendo perfectamente donde iba a dormir aquella noche.

"tu lugar está a mi lado" dijo él al final …Donde perteneces…

Un escalofrío cruzó de arriba a abajo el cuerpo de Hermione, su corazón empezó a palpitar con fuerza… tenía miedo, no quería estar tan cerca de él, esto era cruzar una línea, no podía negarse, no iba a hacerlo, la violencia no iba a solucionarlo y él se pondría violento.

Hermione no dijo nada, cogió su pijama y se metió en el baño, aún con la puerta cerrada podía oír la risa del monstruo tumbado en su cama, con el pijama puesto salió del cuarto de baño y se dirigió directamente al lado vacío de la cama, se puso en posición fetal lo más alejada posible de él y no se movió, esta noche no conseguiría dormir.

Le estaba volviendo loco, ella… le estaba volviendo loco, estaba en la misma cama que él, por fin la tenía cerca, su pelo olía de maravilla y su cuerpo desprendía mucho calor, quería abrazarla, quería hundirse dentro de ella, hacerla suya, como deseaba hacerla suya.

¿por qué no lo hacía? ¿qué le detenía?

Se acercó a ella, deslizándose por la cama hasta colocarse detrás, su pecho a escasos centímetros de la espalda de la chica, cada vez sentía más su calor, pero aún no la tocaba, Hermione se encogió del susto, al notar su movimiento y su presencia, pero no pudo moverse.

Pasó una mano por su cintura, hasta llevarla a la tripa y la acarició, de arriba abajo, por encima de la ropa.

"yo también soy un hombre… pequeña" dijo colocando su cabeza en el cuello de la chica, que temblaba compulsivamente.

Demasiado tímida para responder, hemos perdido todo el valor Gryffindor

Subió la mano hasta el pecho y lo agarró con fuerza, su respiración comenzaba a ser entrecortada, pasó la otra mano por debajo de su cuerpo y la colocó en la tripa, debajo de la camiseta y empezó a acariciarla lentamente.

Ella volvió a temblar

La mano que agarraba su pecho comenzó a bajar, cogió el final de la camiseta y lo subió bruscamente, descubriéndola completamente.

Hermione gritó ligeramente, pero siguió sin moverse.

Voldemort volvió a subir sus manos, lentamente, recreándose en el calor y la suavidad de su piel.

mia… mia… mia….

Sus magias se estaban entrelazando y la sensación era intoxicante.

Subió la mano al pecho, acariciándolo por los lados, luego el centro, para terminar rozando sus pezones erectos y agarró el seno en su totalidad.

Voldemort se estaba impacientando

Acercó su pelvis hacia ella, haciendo que notara la parte más humana de su cuerpo, totalmente dura y poderosa contra sus nalgas.

Bajó la mano que seguía reposando en su cintura, la siguió bajando por dentro del pantalón y por debajo de su ropa interior.

Rozó el cabello rizado que encontró, tiró ligeramente de él, Hermione soltó un quejido, casi un llanto, no quiso pensarlo, lo pasó como un sonido de placer.

su primera vez…toda mía desde el principio

Siguió bajando, rozando su monte de venus, y al final colocó la palma de su mano directamente sobre su entrada y … no notó nada, seco… ni deseo, ni nada.

Miró a la bruja más detenidamente… temblaba, estaba encogida, subió la mirada hasta su cara, lloraba en silencio, completamente contorsionada por el miedo. No le miró en ningún momento.

Desgraciado, para ella eres un monstruo… no está preparada, no puede apreciarlo

Así, sin decir nada, el Señor Oscuro se levantó y salió por la puerta, dejando a Hermione temblando en un rincón de la cama.

N.A: ufff esto ha sido difícil, es algo Dub-Con y va a haber algo más de este estilo, espero no haberos hecho sentir incómodos.

Yo me imagino a Voldemort muy frio, físicamente frio y ese va a ser un contraste que Hermione va a notar entre su piel y la de otro hombre que está por volver a su vida, siiii Severus estará de vuelta en el próximo Cap lo prometo.

Quiero agradeceros a todos por vuestras Reviews y vuestro apoyo en general, algunos comentarios son lo más bonito que alguien ha dicho jamás de mis escritos, con todo lo que está pasando ahora, el Coronavirus, Filomena, ... A veces se pierden las ganas de escribir, pero vuestros comentarios me animan tanto que la mala racha no dura mucho.

Gracias

Bookybuku